toallas de papel

¿Cómo se fabrican las toallas de papel?

A diferencia de las toallas de tela, los trozos de papel absorbente son desechables y se utilizan solamente una vez. El papel absorbente suele ser distribuido en rollos con perforaciones para utilizarlo en forma de pliegos.

El papel absorbente tiene casi las mismas funciones que las toallas convencionales, tales como secar las manos, limpiar ventanas, quitar el polvo y absorber los líquidos derramados.

Los primeros papeles chinos fueron creados a partir de capullos y residuos de seda embebidos en agua, los cuales eran molidos y pulverizados, y que agregando agua quedaban reducidos a un barro que se extendía sobre una estera de ramas muy finas.

El agua se filtraba a través de la estera y el barro al secarse daba origen a un pliego de papel pero de pobre calidad para la escritura. Por ello y dadas sus características de maleabilidad, fueron utilizados principalmente para envolver, hacer lámparas o faroles y cometas. Para darle mayor atractivo al delicado papel, se le añadió algunas veces color.

En la actualidad, el papel absorbente se hace de celulosa que puede ser virgen o reciclada. Se blanquea a veces durante el proceso de producción para hacerlo más blanco.

No es infrecuente que los rollos de papel absorbente incluyan imágenes coloreadas complejas en cada pliego. Los fabricantes utilizan el diseño del material, espacios microscópicos dentro del diseño y un tipo de celulosa en las fibras para maximizar la absorción. La mayoría de los rollos se fabrican con dos capas de papel fino pero algunas variedades pueden tener más capas.

 

La durabilidad del papel expresa principalmente la capacidad del producto para cumplir sus funciones previstas durante un uso intensivo y continuado, sin referencia a largos periodos de almacenado.

 

El primer paso para el proceso de producción del papel absorbente es el refinado, para esto pasa a unos depósitos de reserva donde unos agitadores mantienen la pasta en continuo movimiento.

Luego pasa por un depurador probabilístico y por uno dinámico o ciclónico. El depurador probabilístico separa las impurezas grandes o ligeras y los dinámicos separan las impurezas pequeñas y pesadas. Luego la pasta es llevada a la caja de entrada mediante el distribuidor, que transforma la forma cilíndrica de la pasta en una lámina ancha y delgada.

 

Después llega a la mesa de fabricación, que contiene una malla metálica de bronce o de plástico, que al girar constantemente sobre los rodillos; hace de tamiz que deja escurrir parte del agua, y a la vez realiza un movimiento de vibración transversal para entrelazar las fibras. Las telas transportan al papel por unos elementos desgotadores o de vacío. La función de estos elementos es la de absorber el agua que está junto a las fibras, haciendo que la hoja quede con un buen perfil homogéneo en todo el ancho.

 

Posterior a este proceso la hoja es pasada por las prensas. Después del prensado en húmedo la hoja pasa a los secadores donde se seca mediante unos cilindros que son alimentados con vapor. La hoja es transportada por unos paños que ejercen una presión sobre los secadores para facilitar la evaporación del agua de la hoja.

 

Contenido producido originalmente por Sabio Marketing para Cleany

 

Abrir chat
1
Escanea el código
Hola
¿En qué podemos ayudarte?