Toallas de papel

Toallas de papel: tu garantía en la limpieza de gérmenes

El proceso de secado de las manos es tan importante como tener una buena técnica de limpieza de manos. Las toallas de papel le garantizan a los usuarios la eliminación del 80% de las bacterias y, además, al ser desechables disminuimos la posibilidad de que se acumulen los germenes.

Es ampliamente conocido que las infecciones adquiridas en espacios públicos acarrean una gran carga para las instituciones de salud, lo que resulta en aumento de los costos por prolongación de estancias. La higiene
de las manos es considerada la medida primaria y necesaria para reducir estas infecciones.

Hay diferentes técnicas para el lavado de manos y muchos artículos hacen hincapié en la estrategia, pero hay pocos estudios que evalúan la efectividad en el secado, y se sabe que la humedad proporciona mejores condiciones para la trasmisión de microorganismos.

El proceso de secado de las manos es tan importante como tener una buena técnica de limpieza de manos. Las toallas de papel le garantizan a los usuarios la eliminación del 80% de las bacterias y, además, al ser desechables disminuimos la posibilidad de que se acumulen los germenes.

Gustafson y cols., en un estudio llevado a cabo en la Clínica Mayo, buscaron determinar la cantidad de bacterias
en las manos antes del lavado y luego del secado con toallas de papel y secadores eléctricos. El estudio concluyó en que el secado completo de las manos reduciendo la humedad con toallas de papel se lograba en 10 segundos, reduciendo 4% la humedad, y a los 15 segundos se reducía a 1%. Mientras que con los secadores eléctricos de aire caliente era más lento ya que tardaba 45 segundos. Otro estudio demostró la misma eficiencia para secado con toalla de papel, ya que después de 10 segundos de secado se alcanzaba un 90% de éste.

Además de los beneficios antes mencionados de las toallas de papel, es interesante tener en cuenta que hay estudios indicando que actualmente las toallas de papel generan menor consumo energético y menor emisión de CO2 que los secadores eléctricos convencionales.

En el ciclo de vida de secadores eléctricos convencionales en tres años, la etapa de uso representa un 84% del consumo energético y un 72% de las emisiones de CO2. Esto se debe principalmente a la potencia del secador, y al prolongado tiempo de uso para completar el secado correcto de las manos,

Las toallas de papel, entonces, representan una opción mucho menos contaminante para el medio ambiente y más eficientes en su modo de uso ya que el tiempo de secado se reduce sustancialmente utilizando este producto. Aun así, El 76% del consumo energético y el 77% de las emisiones de CO2 asociadas al ciclo
de vida de toallas de papel en tres años, corresponden a la etapa de extracción de recursos y producción de materiales.

Adquirir dispensadores de toallas de papel de un material diferente, como polietileno de alta densidad, reduciría el consumo energético y en consecuencia las emisiones de CO2 en la fabricación de este producto casi un 50%.

Las personas prefieren utilizar toallas de papel en lugar de secadores eléctricos debido al tiempo que emplean en el secado de sus manos; se necesitan 28 segundos con un secador eléctrico convencional mientras que con las toallas de papel es inmediato. Además, ya que varios usuarios suelen necesitar el secador a la vez, el tiempo requerido es mayor debido a la espera.

Contenido producido originalmente por Sabio Marketing para Cleany

Abrir chat
1
Escanea el código
Hola
¿En qué podemos ayudarte?